Guias y Viajes

Plaza del Campidoglio

La Plaza del Campidoglio o del Capitolio es la primera plaza moderna de Roma, que se diseño a modo de una gran terraza sobre la ciudad.

La Plaza del Campidoglio con la estatua de Marco Aurelio en su centro

La Plaza del Campidoglio con la estatua de Marco Aurelio en su centro

Plaza del Campidoglio

Se halla situada en la colina del Campidoglio o Capitolio, de donde toma su nombre, que es la más pequeña de las siete colinas de la ciudad. En este enclave se erigieron en la Roma clásica importantes templos romanos, se investía a los cónsules, y culminaban las marchas triunfales de los emperadores victoriosos.

En la cima sur de la colina, se levantó el templo de Júpiter Capitolino, el mayor de Roma. A parte del papel religioso del lugar, también destacó como centro del poder político, y en el Capitolio se guardaban parte de los archivos del estado en el Tabularium, cuya fachada domina el Foro.

La espectacular cordonata que nos conduce al Campidoglio

La espectacular cordonata que nos conduce al Campidoglio

Con el paso del tiempo el Capitolio se dejo en el abandono, y la Plaza del Campidoglio se convirtió en lugar de pasto para las cabras. En la visita de Carlos V a Roma, el emperador y su séquito bordearon la plaza por al mal aspecto que presentaba. Este acto tan deshonroso provoco que el papa Pablo III encargara a Miguel Ángel la reconstrucción de la Plaza del Campidoglio, para que fuera digna de la capital del papado.

Se proyecto la misma, reformándola de manera completa y dándole una nueva orientación hacia la Basílica de San Pedro, en lugar de hacia el Foro como anteriormente. A la muerte del gran Miguel Ángel, las obras continuaron dando lugar a una magnífica plaza con tres palacios a su alrededor, como son el Palacio Senatorio, el rediseñado Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo.

Las fachadas de éstos no respetaron totalmente el proyecto original, pero se consiguió dar una imagen de unidad arquitectónica gracias a la colocación de unas colosales pilastras, que provocan una acción de movimiento a las fachadas y a las balaustradas, que se encuentran adornadas con bellas estatuas en sus cornisas.

Las estatuas de los dioscuros Castor y Polux en la balaustrada

Las estatuas de los dioscuros Castor y Polux en la balaustrada

En su centro se erige la estatua de bronce de Marco Aurelio y desde la bella plaza del Campidoglio, se tienen unas magníficas vistas de la Basílica de Santa María en Aracoeli y la preciosa escalera, denominada la cordonata, a través de la cual se ascendía a la plaza sin bajar de los caballos. Llaman la atención las grandes estatuas de los disocuros Castor y Polux, que se encuentran en la balaustrada.