Guias y Viajes online

Catedral de San Esteban de Viena

La Catedral de San Esteban es uno de los símbolos de la ciudad de Viena, la cual podemos ver en la plaza del mismo nombre.

Catedral de San Esteban de Viena

Vista de una de las torres de la imponente catedral de Viena.

Catedral de San Esteban de Viena

Se construyo sobre una antigua iglesia románica de la que aún mantiene algo de su fachada principal, con el paso del tiempo y diferentes etapas en su arquitectura, el estilo predominante es el gótico, con algunos toques barrocos y renacentistas.

Se distribuye en una nave central, el coro y varias capillas además de una enorme ventana ojival que da a la fachada románica. Con los años ha sufrido guerras, incendios, de los que se ha repuesto hasta convertirse en catedral en el año 1723.

La catedral es hermosa se mire por donde se mire, su tejado, sus torres, todo el conjunto.

La catedral es hermosa se mire por donde se mire, su tejado, sus torres, todo el conjunto.


Resaltan sus torres de forma octogonal conocidas como las torres de los paganos, y su curioso tejado a dos aguas formado por miles de tejas de distinto color, que conforman el escudo de Austria.

En el centro de Viena destaca la torre sur de casi ciento cuarenta metros de altura, denominada Steffi, a la cual podemos ascender tras subir los 343 escalones que nos llevan a divisar unas magníficas vistas desde su mirador.

El águila imperial de los Habsburgo, es el escudo oficial de Austria y corona también esta torre. Al otro lado está la torre norte de estilo gótico, que nunca se termino de levantar y fue cerrada con una cubierta renacentista, además es esta la que contiene la campana Pumerin.

Su interior es también impresionante, como su ornamentado retablo del altar mayor.

Su interior es también impresionante, como su ornamentado retablo del altar mayor.


Esta campana se hizo fundiendo los cañones que dejaron los turcos, al ser derrotados en Viena. No fue su única aventura, ya que fue hecha añicos al caer por un incendio y tuvo que ser realizada de nuevo, llegando a pesar 20 toneladas.

También destacan de la catedral sus diferentes puertas, como la principal de estilo románico llamada del gigante o la puerta lateral, o de los cantores. En su interior llaman la atención sus suelos de cuadrados en blanco y negro, así como su púlpito de las ranas con bustos esculpidos de un Papas y varios santos.

Además, hay importantes obras de arte, como valiosas pinturas y esculturas, su altar con un llamativo retablo o el sepulcro de Federico III, entre otras piezas de interés.