Guias y Viajes online

Salir de noche en Ámsterdam

La larga y animada noche de Ámsterdam, es otro de sus muchos encantos para salir y disfrutar.

The greenhouse effect, un animado local del barrio rojo

The greenhouse effect, un animado local del barrio rojo

Salir de noche en Ámsterdam

La libertad que se respira en esta ciudad es señal de que tiene una interesante cara nocturna, no en vano ya dijo el gran filósofo Descartes hace cuatro siglos, “no hay otro lugar donde pueda disfrutarse de una libertad tan completa”.

Se vive en ella de la manera más libre que se puede imaginar, conviviendo lo clásico con la vanguardista, la alegría con la melancolía, y lo culto con lo informal. Posee una rica y variada vida nocturna, en la que disfrutar de sus brown cafés, de sus bares, pubs y discotecas, además de poder recrearnos de la belleza de Ámsterdam cuando cae el sol, paseando por sus canales y admirando sus iluminados puentes.

El Dijk 120 es un curioso Café del barrio rojo, donde podemos tomar buena cerveza y escuchar música antigua

El Dijk 120 es un curioso Café del barrio rojo, donde podemos tomar buena cerveza y escuchar música antigua

Loas zonas donde se vive más activamente la marcha en la capital holandesa son, en Rembrandtplein y en Leidseplein, así como en el Barrio Rojo. La oferta es amplia y va desde los clásicos cafés, que se animan por la noche, hasta las discotecas con las últimas tendencias musicales, pasando por salas de conciertos, y locales donde poder bailar, beber y fumar, si lo deseamos.

En este ambiente relajado, tolerante y también festivo podemos acercarnos a muchos lugares diferentes, pero todos ellos interesantes como el tradicional Café Gollem, en Raamsteeg 4, donde se sirvió la primera cerveza importada, el animado Café Brandon, o el bohemio Casablanca del Barrio Rojo.

El bohemio local Casablanca con gente variopinta en su entrada

El bohemio local Casablanca con gente variopinta en su entrada

Son muy recomendables el club y coffee shop Abraxas en Jonge Rolengsteeg 12-14, donde hay buena música, mejor cerveza y si se quiere marihuana y hachís de países como Marruecos, Nepal o del Líbano. En el corazón del Barrio Rojo se puede disfrutar del mítico y artístico Winston, donde suenan grupos de casi todos los estilos musicales.

Otro local que es muy bueno conocer es el Bimhuis, en Oudensanchs 73, que era un viejo almacén que se ha convertido en la catedral del jazz. También son locales muy famosos en la noche de Ámsterdam, el Mazzo con música electrónica en Rozentgracht 114, el IT de ambiente liberal y gay en Amstelstraat 24, y el conocido Club Arena en Gavesandestraat 51, donde podemos escuchar música de calidad de los años 60, 70 y 80.