Guias y Viajes online

Gastronomía y donde comer en Brujas

Que hacer en Brujas: Gastronomía y donde comer en Brujas

Hablando de su cocina y de donde comer en Brujas hay que resaltar su riqueza gastronómica, y unos restaurantes de alta calidad culinaria.

Y es que su cocina tiene mucho que ver con la cocina francesa, de tanto prestigio, por lo que aquí también se come bien.

Se cuenta que fue en Brujas donde nacieron las patatas a la francesa, un plato que debemos probar en nuestro viaje es el de la cazuela de mejillones con apio, con guarnición de patatas y de exquisito sabor acompañada de una buena cerveza belga.

Uno de los platos típicos de la gastronomía de Brujas es el Vlaamse Stoverij.

Uno de los platos típicos de la gastronomía de Brujas es el Vlaamse Stoverij.

Algunos de sus platos típicos y más populares son el waterzooi, o sopa espesa de pollo estofado, elaborada con una base de cerveza rubia, que aquí es la reina de la gastronomía prácticamente.

De hecho la cerveza en Brujas es toda una institución, existen como quinientas clases de esta bebida alcohólica de gran tradición, y la verdad es que si te gusta la cerveza, este es tu lugar para saborearla de la mejor manera.

La clase más tradicional de cerveza belga es seguramente la trapense, que es elaborada por los monjes en sus abadías desde hace muchísimos años, de forma magistral.

Volviendo a la gastronomía que aquí degustamos, otras de las recetas más ricas que comemos o cenamos en Brujas son el Vlaamse Stoverij, un rico estofado de carne de ternera, cocinado con cerveza negra o tostada.

Los fritos son otro de sus clásicos gastronómicos, con los mariscos como mejor elección, las populares patatas fritas con mayonesa, y otras alternativas más.

La cerveza es toda una institución en la ciudad de Brujas.

La cerveza es toda una institución en la ciudad de Brujas.

Hay que recordar que sus horarios son más tempraneros que los españoles, por lo que no debemos retrasarnos mucho, sino queremos quedarnos sin servicio en los restaurantes.

De postre la mejor opción es un buen chocolate, bombón o dulce de la zona.

En relación a los precios de los restaurantes, no suelen muy económicos, siempre es más barato comer por los menús que cenar, y en general se cobra una cantidad por el servicio o cubierto, por lo que la propina queda a nuestra libre elección. La bebida suele ser más cara que la comida, por lo que mira bien los precios antes de pedir.

Algunos de los restaurantes de Brujas a los que podemos ir, son por ejemplo los que hay en Groten Platz, el bar Cornee en la calle De Garre, donde hay cerveza casera, o por la plaza Mayor, donde encontramos menús más o menos económicos para comer.