Guias y Viajes online

Pasear en barco por los canales

Una de las experiencia que no debemos perdernos, es la de pasear en barco por los canales de Ámsterdam.

Los barcos que recorren los canales nos dan una imagen preciosa de la ciudad

Los barcos que recorren los canales nos dan una imagen preciosa de la ciudad

Pasear en barco por los canales en Amsterdam

Se organizan pequeños cruceros que recorren los anillos de la ciudad, es ideal pasar navegando por el lujoso canal de Herengracht, y admirar sus bellos e imponentes edificios. La vista panorámica de la urbe desde el agua es especial, y descubrir sus puntos turísticos más interesantes vistos con otra perspectiva.

Los barcos suelen realizar paradas en estos puntos de especial interés, y pasan por los principales barrios, por varios museos y otros lugares históricos. Así podemos ver desde la embarcación el barrio de Jordaan, donde esta la casa de Ana Frank, el gran Rijskmuseum, o pasar por Waterlooplein o junto al NEMO.

Navegaremos por el entramado de canales y pasaremos por sus numerosos puentes, deleitándonos con esta vivencia.

El paseo en barco por Ámsterdam junto al NEMO en pleno puerto

El paseo en barco por Ámsterdam junto al NEMO en pleno puerto


Algunas empresas ofrecen la información turística en castellano, mejor informarse o pedirlo con anterioridad. Los paseos en barco suelen tener una duración de entorno a una hora, y una hora y media, si bien los hay de mayor duración, a un precio bastante razonable. Los hay que ofrecen comer o cenar a bordo, incluso disfrutar de una fiesta a bordo a un precio ya mucho mayor.

Con la tarjeta I amsterdam se suele disfrutar de un paseo en barco por los canales, aprovéchalo y disfruta de esta magnífica experiencia de navegar junto a tanta belleza e historia. Si hace bueno podremos verlo todo desde la popa, que se encuentra descubierta.

Muchas pequeñas embarcaciones navegando en un domingo soleado

Muchas pequeñas embarcaciones navegando en un domingo soleado


Además, cabe destacar que la oferta se completa según lo que queramos gastar, con la posibilidad de alquilar embarcaciones a pedales, coger un taxi acuático, alquilar un barco para un tour privado, o usar el Museumboot que nos acerca a los principales museos de la capital holandesa.

Los amsterdaneses que pueden, salen frecuentemente con sus embarcaciones, especialmente en el fin de semana.